Actualidad jurídica

Los delitos sexuales conllevan siempre libertad vigilada después del cumplimiento de la condena

El componente psicótico de los delitos sexuales, ha llevado al legislador a establecer una medida de libertad vigilada posterior al cumplimiento de la condena y que no se extingue con el cumplimiento de la pena. Incluso cuando se suspenda el ingreso en prisión por la suspensión de la condena, la libertad vigilada debe mantenerse necesariamente, como ha recalcado el Tribunal Supremo.

Pena de libertad vigilada

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha señalado la obligación de la libertad vigilada como medida postdelictiva en cuanto a delitos sexuales se refiere. El alto tribunal lo recuerda tras confirmar una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que condenó a un hombre de 79 años de edad a la pena de dos años de prisión por abusar sexualmente de dos niñas de 10 y 12 años. Asimismo, obliga a que se cumpla la medida de libertad vigilada durante cinco años.

La Sala recuerda que la posibilidad de suspensión de la pena privativa de libertad (arts. 80 y ss. CP) no habilita para dejar de imponer tal medida que deberá cumplirse una vez extinguida la pena principal, sin perjuicio de las posibilidades de reducción, revisión o incluso cese que previene el Código Penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *