Actualidad jurídica

Multas para los ecologistas que entraron en una centrar nuclear para denunciar su inseguridad

El 16 de febrero de 2010 un grupo de activistas de Geenpeace se encaramó a la cubierta principal de la central nuclear de Cofrentes (Valencia) y escribieron las palabras “Peligro nuclear” para solicitar su cierre urgente debido a que su obsolescencia es un riesgo excesivo para una central nuclear tan cercana a zonas de alta densidad de población. Se hicieron acompañar de un periodista que, lógicamente, ha quedado absuelto.

Central nuclear de Cofrentes

El Juzgado de lo Penal nº 11 de Valencia ha condenado a 16 activistas de Greenpeace por el asalto a la central nuclear de Cofrentes, Valencia, en 2011. La magistrada les impone 1.080 euros de multa por delito de daños. Asimismo, les absuelve de los delitos de desórdenes públicos y delitos de lesiones.

Por último, la sentencia absuelve al fotoperiodista acusado.

Las penas de prisión solicitadas por la fiscalía se han visto reducidas a una simple multa ya que el juez no ha considerado que se tratase de unos desórdenes públicos, al no ocurrir en un lugar de tránsito público ni generar perjuicios o amenazas a transeúntes.

También han resultado absueltos del delito de lesiones ya que no ha quedado probado que los activistas actuasen de modo violento contra ninguno de los trabajadores que en esos momentos trabajaban en la central y que trataron de impedir que se llevase a cabo la protesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *