Actualidad jurídica

Tampoco considera la Audiencia de La Coruña que los controladores cometieran un delito en 2010

El cierre del espacio aéreo de 2010, que se produjo por el abandono de los controladores de sus puestos de trabajo, parece que lleva camino de quedar impune. En La Coruña no han encontrado pruebas suficientes que las bajas repentinas y las negativas simultáneas a mantenerse en el puesto de trabajo en horas extraordinarias fuese una acción coordinada a nivel nacional. Se ve que los controladores, ese colectivo que cae tan simpático a todo el mundo, tienen un buen dinero para pagarse buenos abogados y llevan camino de salir indemnes del desaguisado que provocaron.

Caos de los controladores en 2010

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha notificado hoy un auto en el que se confirma el archivo de la causa abierta por el Juzgado de Instrucción nº2 de Santiago a consecuencia del cierre del espacio aéreo en la capital gallega el 3 de diciembre de 2010. “Las alegaciones del recurrente en cuanto a la existencia de un concierto previo entre los controladores de Santiago y los del resto de España para provocar el cierre del espacio aéreo carecen de prueba”, se indica en la resolución judicial.

La Sala entiende, no obstante, que el sobreseimiento ha de ser provisional y no libre, como había decidido el juez instructor. “Compartimos, en este sentido, las alegaciones del Ministerio fiscal, ya que si bien de las diligencias practicadas no existen elementos para hablar de un abandono colectivo del servicio, tampoco podemos desconocer que hubo un cierre del espacio aéreo”, sostienen los magistrados, para quienes las “investigaciones llevadas a cabo en Madrid, lugar de donde partió la decisión del cierre del espacio aéreo, pueden arrojar en el futuro nuevas pruebas que podrían permitir la reapertura de la causa”.

2 Comments

  1. Fede López

    No sé si los controladores le caen simpáticos a todo el mundo. Al redactor de la noticia está claro que no.
    Algo habrán visto o dejado de ver los jueces para llegar a esta conclusión.

  2. Respeto a jueces y abogados

    Ciertamente que el articulo, parece más escrito por unos abogados despechados que por unos abogados profesionales y responsables.
    Hay 20 juzgados distintos que ya han archivado las causas penales contra los controladores. En todas, un denominador común: No existe abandono del puesto de trabajo por parte de los controladores aéreos y había controladores aéreos suficientes para mantener el espacio aéreo abierto. Supongo que ustedes lo ignoran, porque siguen instalados en el mantra que les contó el politico de turno de que los controladores aéreos abandonaron su puesto. Solo esa cuestión ya les debería hacer pensar en que las cosas no son como nos las cuentan nuestros politicos, y que un abogado no puede fundamentar su defensa en prejuicios, sino en datos y pruebas objetivos.
    El auto al que se refiere el artículo, no hace sino confirmar el auto de archivo del Juez Vázquez Taín de 8 de Enero de 2014 en Santiago, que señala que en esta causa “sólo caben responsabilidades políticas” y subraya que “los trabajadores se limitaron a cumplir con una norma que se les impone” al fijarles un número máximo de horas de trabajo. “En ninguno de los momentos de mayor crisis, se ha detectado que los supuestos maquinadores intentaran dejar el aeropuerto sin controladores. Al contrario, la decisión individual y aislada de cada uno de los imputados, podrían haber sido contrarrestada de forma fácil por la empresa variando las horas de cuadrante, etcétera, pero quedó claro que la empresa no deseaba garantizar el servicio sino ganar el pulso establecido”, sentencia el juez. Taín explica en el auto “a modo de anécdota” sobre la “falta de previsión de la empresa” que “se ha acreditado en la prueba practicada y sin sombra alguna de duda” que “se incluyen sin rubor alguno en los cuadrantes diarios, a enfermos, ausentes, controladores con permiso, licencia, y en el caso de Santiago se llegó a incluir a un fallecido”. Además, Vázquez Taín señala como “significativo” que el representante sindical que AENA convoca para negociar una salida al conflicto “es a la vez denunciado por hallarse en Madrid negociando y no estar en Santiago cubriendo su puesto”.
    Con todo, el juez insiste en el auto que “el espacio aéreo no se cerró por falta de controladores, sino por una decisión de AENA, que impone el Rate 0, pese a que cuenta con varios aeropuertos en pleno funcionamiento y otros que podían prestar al menos servicios mínimos”. “Las comunicaciones que constan en la causa lo dejan suficientemente claro”, abunda el magistrado que considera que “se ha acreditado sin que quepan dudas, de donde salió la orden, como se comunicó, que se buscaba con ella, e incluso las propias valoraciones internas de AENA”. “Ni es delictivo el comportamiento de los aquí imputados, que se limitaron a cumplir una norma que fijaba el número máximo de horas que podían trabajar, ni el cierre del espacio aéreo en Santiago es un delito imputable a terceras personas ajenas al procedimiento que hayan de ser llamadas”, señala. “Estamos ante una decisión política de quien tenía competencia para ello y no siendo aparentemente prevaricadora, sólo caben responsabilidades políticas”, concluye.
    ¿Y ustedes hablan de impunidad de los controladores aéreos? ¿En base a que criterio?¿Saben ustedes algo que no sepan los 20 jueces que han archivado las causas?
    ¿Desde cuando en España se debe procesar a un grupo de personas por lo simpáticas que caigan?
    Si este es el ejemplo que queremos que sigan las nuevas generaciones de abogados, actuando en base a prejuicios, mal futuro le espera a esta magnifica profesión. Muy mal ejemplo dan ustedes criticando, sin haberlos leído, los autos de archivo de 20 jueces distintos.
    Leanlos, que de vez en cuando no viene mal aprender de ellos.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *