Actualidad jurídica

¿Por qué se puede procesar ahora a Santi Potros si ya había sido extraditado?

A la mayoría de los ciudadanos les es difícil comprender que una persona condenada a miles de años de cárcel por muchos asesinatos se pueda pasear impunemente por las calles en donde cometió sus crímenes. Sin embargo, no es por causa del terrorista sino de las leyes que están hechas de manera que así lo permiten. Ahora bien, esas leyes también establecen limitaciones a esa impunidad a las que se sujeta la Audiencia Nacional para ordenar su detención y enjuiciamiento.

Santi Potros

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha acordado la detención de Santiago Arrozpide Sarasola –Santi Potros- por dos procedimientos en los que pidió la extradición en 1993 y 1997.

En esas dos causas se investigaba el atentado contra el que fue Fiscal General del Estado, Luis Antonio Burón Barba, y un coche bomba en Barcelona contra un vehículo de la Guardia Civil, en el que resultó fallecido Juan Fructuoso Gómez. En su momento, Francia concedió la extradición por otras causas pero no por estas dos que había solicitado Andreu, así que en esta situación no se le podía perseguir por estos dos procedimientos.

Ahora bien, el Convenio europeo de extradición de 1957, en su artículo 14.1, permite la detención y persecución en este procesado  por estas dos causas porque una vez ha quedado en libertad (el pasado 4 de diciembre) el procesado ” habiendo tenido la posibilidad de abandonar el territorio de la parte a la cual se efectuó la entrega, no lo hizo así dentro de los 45 días siguientes a su excarcelación definitivo, o hubiere regresado a dicho territorio después de haberlo abandonado”.

Aplicando este convenio el juez Andreu ha ordenado la detención en virtud de su auto de prisión de 1997.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *