Actualidad jurídica

El Tribunal Supremo condena a un policía que endosó una multa de tráfico suya a una vecina de Miranda de Ebro (Burgos)

La Sala II del Tribunal Supremo ha condenado a un policía nacional, captado por un radar cuando conducía su vehículo particular a 90 km/h por la Castellana, por identificar falsamente como conductora del coche a una vecina de la localidad de Miranda de Ebro. La sentencia le condena por delito de intento de estafa a 3 meses de prisión.

Multa de tráfico

El alto tribunal anula la condena por el delito de descubrimiento y revelación de secretos, que también apreció en primera instancia la Audiencia de Madrid, al no considerar probado que los datos de dicha mujer los obtuviese el acusado de las bases de datos que tenía a su disposición como agente de Policía. Por ello, la pena se rebaja de 2 años y medio de cárcel, a tres meses.

Los hechos ocurrieron a las 4:28 horas del 23 de marzo de 2011, cuando el agente, al volante de su turismo, fue detectado en el Paseo de la Castellana, de Madrid, por un radar estático circulando a velocidad excesiva (91 kilómetros por hora, cuando el límite, al ser casco urbano, era de 50 km/h.

La infracción, de carácter grave, llevaba aparejada 500 euros de multa y 6 puntos del carné.
Al ser requerido para identificar al conductor, hizo constar en el impreso oficial, por sí mismo u otra persona a instancia suya, el nombre y dirección de una vecina de Miranda de Ebro (Burgos), que en marzo de 2012 recibió una notificación de Tráfico detallando la pérdida de puntos, lo que destapó el engaño. La mujer, en el momento de la captación por el radar de la infracción de velocidad, se encontraba en Burgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *