Artículos prácticos

Prohibiciones de uso establecidas en la Ley de Propiedad Horizontal (4 de 9)

Dra. Beatriz Alonso Sánchez
Profesora Titular de Derecho Civil
Universidad de Castilla-La Mancha

III. Ámbito de aplicación de la prohibición en general

1.- Alcance objetivo de las actividades no permitidas en el uso del inmueble.

Una primera cuestión que suscita la simple lectura del párrafo 3º del artículo 7 LPH es la relativa a la determinación concreta y precisa de los espacios o partes físicas del edificio o inmueble a las que cabe referir materialmente la prohibición de desarrollar las actividades indicas en el precepto. Sobre este particular se hace mención literal en su redacción al “piso” y al “resto del inmueble”.

Acerca del alcance real de esas referencias de lugar o espacio resulta conveniente poner de manifiesto ciertas precisiones. En primer lugar debe aclararse que, aun cuando el artículo 7,3º LPH hable exclusivamente de pisos y no de locales comerciales, quedan estos últimos comprendidos en el ámbito del precepto, porque el mismo ha de relacionarse en su correcta interpretación con el contenido del párrafo 1º del artículo 19 LPH, en que indistintamente se habla de piso o local, y porque, en todo caso, la amplitud de la expresión “resto del inmueble” utilizada en la norma que se analiza permite por sí comprender en la misma los locales de negocio integrados en la estructura física del edificio.

De otra parte, puede afirmarse sin duda alguna que dentro de los espacios a incluir en la referencia al “resto del inmueble” cabe destacarse especialmente los elementos y servicios comunes del edificio. Así, han sido considerados relevantes por la jurisprudencia, a los fines de poder motivar la sanción del artículo 19, concretas conductas llevadas a cabo en la entrada principal y vestíbulo del inmueble, ciertos usos dados al ascensor y a la escalera común del edificio, así como actividades relacionadas con el uso o disfrute del patio de luces de la finca. Ciertamente los actos o conductas desarrolladas en los elementos y servicios comunes del inmueble merecen una particular y más atenta consideración, a los efectos que se analizan, dado que esas partes comunes, ya lo sean por naturaleza o por adscripción, constituyen los elementos físicos y materiales precisos para el efectivo y adecuado uso y disfrute de la finca, en sus diversos aprovechamientos privativos y compartidos (cfr. Art.396,1º CC y art.3,1b LPH), finalidad esta a la que precisamente van encaminadas de modo primordial las concretas disposiciones normativas en orden al uso del inmueble de que nos ocupamos.

Ahora bien, la especial significación en la materia de los elementos comunes no supone excluir del alcance objetivo de la expresión “resto del inmueble” aquellas partes del edificio que cabe comprender dentro del espacio delimitado del derecho de propiedad singular de los pisos o locales, como elementos privativos susceptibles de aprovechamiento independiente o como elementos anejos a la propiedad particular expresamente señalados en el título constitutivo de la propiedad horizontal (ex. art.3,1ª y art.5,3º LPH). Resultaría así procedente encuadrar en las previsiones normativas del artículo 7.3º LPH, a los efectos del artículo 19 LPH, a título de ejemplo, aquellos actos o comportamientos lesivos desenvueltos en el uso privativo de un trastero, anejo inseparable de la propiedad singular del piso o apartamento ubicado en el mismo inmueble, o también concretas conductas perjudiciales desarrolladas en el uso y aprovechamiento particular de un garaje, como espacio físico éste delimitado y de uso exclusivo del titular dominical del piso integrado en la misma estructura del edificio.

En relación a lo que se acaba de exponer, parece igualmente incuestionable que, en razón a los específicos intereses en juego atendibles en la esfera jurídica en la que nos encontramos, las restricciones de los derechos de uso consagradas en el artículo 7.3º LPH alcanzan exclusivamente, desde el punto de vista objetivo, a aquellos particulares hechos o conductas llevadas a cabo en el interior del inmueble, y no las que pudieran verificarse fuera de la finca, las cuales serían irrelevantes a los efectos de motivar la aplicación de las concretas sanciones previstas en el artículo 19 LPH, aun cuando pudiera derivarse de dichas actuaciones alguna trascendencia jurídica desde otro ámbito normativo.


Índice

Índice

I. Planteamiento

II. Fundamento y límites de las restricciones de uso instituidas en el artículo 7.3º de la LPH

III. Ámbito de aplicación de la prohibición en general

1.- Alcance objetivo de las actividades no permitidas en el uso del inmueble.

2. Alcance subjetivo de las prohibiciones.

IV. Tipos legales de prohibiciones de uso en la preceptiva de la Ley de Propiedad Horizontal

1.- Las restricciones estatutarias al libre ejercicio de los derechos de uso y disfrute del inmueble.

2.- Las restricciones genéricas del uso. Criterios de determinación conceptual de las actividades prohibidas normativamente bajo los calificativos de dañosas, inmorales, peligrosas, incómodas o insalubres.

Bibliografía

Limitaciones de uso en la Ley de Propiedad Horizontal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *