Colegios profesionales

La abogacía balear organiza una nueva jornada de puertas abiertas

El próximo viernes 30 de noviembre, de 9 a 15 horas, abogados de las islas atenderán de forma personalizada y gratuita las consultas de los ciudadanos que se acerquen hasta las sedes colegiales de Palma, Inca, Manacor, Ibiza y Mahón
El decano asegura que la cultura de la prevención jurídica es más que necesaria que nunca, sobre todo tras la aprobación de una ley de tasas “excluyente” que impedirá a miles de ciudadanos acudir a los tribunales para defender sus derechos

 

Palma,  23 de noviembre de 2012.- Difundir la cultura de la prevención jurídica y sensibilizar a la sociedad sobre la trascendencia de la consulta previa a los letrados son los objetivos con que el Ilustre Colegio de Abogados de las Islas organiza una nueva Jornada de Puertas Abiertas que tendrá lugar el próximo viernes, día 30 de noviembre.

La Jornada de Puertas Abiertas, la sexta que se celebra en Inca, Mahón, Ibiza y Manacor y la novena en Palma, permitirá que todas aquellas personas que quieran realizar una consulta jurídica o resolver dudas legales puedan acercarse, entre las 9 y las 15 horas, a las sedes colegiales de Palma, Manacor, Inca, Mahón e Ibiza, donde serán atendidos de forma personalizada y gratuita por abogados ejercientes en las islas.

La idea de esta iniciativa, “ya consolidada y de algún modo esperada por la ciudadanía”, ha dicho el decano de los abogados Martín Aleñar, es incidir en la importancia que tiene el consejo previo de los profesionales de la abogacía de cara a evitar futuros conflictos o su enquistamiento en los tribunales.

Una ley de tasas  excluyente

De hecho, ha considero el decano de la abogacía balear, la cultura de la prevención de carácter jurídico es ahora más necesaria que nunca, dado que la entrada en vigor de la ley de tasas, una ley “excluyente”, impedirá a miles de ciudadanos tener acceso a los tribunales para poder defender aquello que cree justo, por el simple hecho de que la mayor parte de la población española no podrá asumir el pago de unas tasas “tan desproporcionadas como alejadas de la realidad económica y social que estamos viviendo”.

 

Martín Aleñar ha indicado en este sentido que el fuerte rechazo que dicha norma ha provocado, no sólo entre los abogados de todo el país, sino entre los propios jueces, los secretarios judiciales, los procuradores y, por descontado, distintas asociaciones de carácter cívico “no es fruto de la casualidad”, sino de los efectos “perversos” que tendrá una medida que, a su juicio, obedece sólo a un afán recaudatorio y que “afecta muy directamente a la tutela judicial efectiva de las personas”.

 

Por su parte, la abogada Regina Vallés, ha criticado con dureza la “muy deficiente” redacción de la ley de tasas y, en este sentido, ha indicado que no queda nada claro si determinados supuestos relacionados con el derecho de familia quedarán o no exentos del pago de tasas, por lo que “se habrá de esperar a la labor interpretativa” que en estos casos poco claros se pueda realizar en los tribunales”.

 

Motivos todos ellos por los que, han asegurado ambos, “esta ley tiene que ser, si no derogada en su totalidad, sí reformada de arriba a abajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *