Legislación

Resolución de 28 de enero de 2016, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la materia de Religión Evangélica del Bachillerato.

La Ley 24/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España en el artículo 10, dispone que a fin de dar efectividad a lo dispuesto en el artículo 27.3 de la Constitución, así como en el artículo 4 de la Ley Orgánica 8/1985 de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, que se garantiza al alumnado, a sus padres, madres o tutores que lo soliciten, el ejercicio del derecho a recibir enseñanza religiosa evangélica en los centros docentes públicos y privados concertados, siempre que, en cuanto a estos últimos, el ejercicio del derecho no entre en conflicto con el carácter propio del centro.

La enseñanza religiosa evangélica será impartida por profesorado designado por las Iglesias pertenecientes a la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, con la conformidad de ésta.

Los contenidos de la enseñanza religiosa evangélica, así como los libros de texto relativos a la misma, serán señalados por las Iglesias respectivas con la conformidad de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

La disposición adicional segunda, Enseñanza de la Religión, de la Ley Orgánica de 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa, establece en el apartado 2, que la enseñanza de otras religiones diferentes a la católica, se ajustará a lo dispuesto en los Acuerdos de Cooperación celebrados por el Estado español con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España. La misma disposición en su apartado 3, expresa que la determinación del currículo y de los estándares de aprendizaje evaluables que permitan la comprobación del logro de los objetivos y adquisición de las competencias correspondientes a la asignatura Religión será competencia de las respectivas autoridades religiosas.

Por otra parte, el Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato, en su Disposición adicional tercera. Enseñanzas de religión, dispone que las enseñanzas de religión se incluirán en la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato de acuerdo con lo establecido en los artículos 13, 14, de este real decreto.

Las administraciones educativas garantizarán que, al inicio del curso, los padres, madres o tutores legales y en su caso el alumnado puedan manifestar su voluntad de que éstos reciban o no reciban enseñanzas de religión.

La evaluación de la enseñanza de la religión se realizará de acuerdo con lo indicado en el artículo 20 del citado real decreto.

Asimismo, dispone que la determinación del currículo de la enseñanza de las diferentes confesiones religiosas con las que el Estado español ha suscrito Acuerdos de Cooperación en materia educativa será competencia, respectivamente, de la jerarquía eclesiástica y de las correspondientes autoridades religiosas.

De acuerdo con los preceptos indicados, se ha determinado el currículo de la materia de la Religión Evangélica para el Bachillerato.

En su virtud, a propuesta de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, resuelvo:

Primero.

Dar publicidad al currículo de la materia de Religión Evangélica de Bachillerato que se incluye en el anexo.

Segundo.

Disponer su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Madrid, 28 de enero de 2016.–El Director General de Evaluación y Cooperación Territorial, José Luis Blanco López.

ANEXO

Introducción

En la etapa de Bachillerato la materia de Religión evangélica tiene la finalidad de capacitar al alumnado para que conozca la fe evangélica desde una perspectiva bíblica, la comunique en su vida cotidiana en situaciones de convivencia religiosa y cultural y participe activa y responsablemente en la sociedad de que forma parte. Con este enfoque, la Enseñanza de Religión evangélica supera el marco de la instrucción y adquiere una nueva dimensión, donde no todo se restringe a lo tangible y temporal, sino que se abre un camino hacia la trascendencia y la eternidad. Las respuestas que el alumno en esta etapa comience a darse respecto a interrogantes trascendentes influirán poderosamente sobre el desarrollo integral de su persona.

Con la finalidad indicada, el diseño del currículo de la materia de Religión evangélica se ha realizado asumiendo los elementos previstos por el artículo 6 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, entendiendo que con ello se facilita la coherencia en la programación, enseñanza y evaluación de la Religión evangélica en relación al resto de asignaturas que se imparten en la misma etapa. Al mismo tiempo, desde su autonomía pedagógica, se les da a los profesionales la posibilidad de que al programar puedan adoptar innovaciones metodológicas de manera individual o en colaboración con los equipos docentes de los centros en los que se integran.

Entre los elementos curriculares destaca la concreción de los estándares de aprendizaje evaluables a alcanzar en Bachillerato mediante el desarrollo de los contenidos que se organizan en esta materia en torno a los siguientes núcleos fundamentales: la racionalidad de la revelación bíblica, la historia de la salvación, la figura histórica de Jesús de Nazaret, la historia del cristianismo desde sus orígenes hasta nuestros días, el ser cristiano y lo que ello implica en cuanto al comportamiento ético y las responsabilidades en el contexto contemporáneo.

Para el proceso de evaluación se plantean los correspondientes criterios de evaluación, que han sido enunciados de manera descriptiva, y en cuya formulación se ha tenido especial cuidado para garantizar que hacen referencia en cada caso a alguno de las finalidades propuestas. No puede ser de otro modo si recordamos que ambos adquieren relevancia en momentos distintos del proceso de aprendizaje; las finalidades al plantear el aprendizaje que el alumnado debe adquirir y los criterios de evaluación para verificar mediante rúbricas su nivel de adquisición. Se introducen un número de estándares de aprendizaje evaluables, concebidos como especificaciones de los criterios de evaluación, y que concretan lo que el alumnado debe saber, comprender y saber hacer, propuestos como unidades mínimas que han de guiar el desarrollo del aprendizaje de cada alumno.

En todos los elementos se han tenido en cuenta las competencias clave establecidas en el ordenamiento vigente a fin de que en la enseñanza de Religión evangélica, como en el resto de asignaturas que aborda el alumno de Bachillerato, se garantice un planteamiento en la enseñanza y aprendizaje que conduce al alumnado a aplicar los contenidos, a la realización adecuada de actividades y a la resolución eficaz de problemas complejos.

No obstante, el planteamiento de la enseñanza de Religión evangélica incluye la orientación al alumnado para que, a partir del conocimiento y análisis de las enseñanzas bíblicas, se adentre en la búsqueda de respuestas válidas a las inquietudes que se le plantean en las diversas áreas de su existencia. Ello implica que objetivos, competencias, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables se ajustan de la forma más adecuada, aunando los aspectos técnicos de desarrollo del currículo con otros aspectos antropológicos y teológicos que son propios de esta materia.

En esta situación la finalidad de la enseñanza de Religión evangélica se concreta en:

1. Reconocer el valor y autoridad de la Biblia, su vigencia y los privilegios de tener el texto bíblico a nuestro alcance como medio de conocimiento del único y sabio Dios.

2. Aplicar diferentes métodos de estudio bíblico que permitan un mayor conocimiento de las Sagradas Escrituras y de los hechos histórico-bíblicos a partir de distintos tipos de fuentes, tanto primarias como secundarias.

3. Identificar las distintas etapas del desarrollo del Pueblo de Israel, conociendo el contexto del mundo bíblico y la intervención de Dios en la vida e historia de este pueblo.

4. Reconocer a Jesucristo como personaje central de la Biblia y de la historia, su compromiso en la salvación del hombre a través de su venida y su obra redentora, descubriendo por medio de todo ello el amor de Dios.

5. Analizar y apreciar la persona, palabra, doctrina y enseñanzas de Jesucristo, según el Evangelio, en su contexto histórico.

6. Analizar críticamente las realidades y valores morales del mundo contemporáneo y los diferentes factores que influyen en él, relacionando el Señorío de Cristo con la totalidad de la cultura moderna.

7. Adquirir una conciencia de lo trascendente que pueda ser aplicada en los diferentes ámbitos de la existencia.

8. Relacionar la Historia del Cristianismo con la Iglesia de hoy.

9. Comprender la escala de valores que proporciona el sentido cristiano de la vida desarrollando una conciencia crítica desde la perspectiva bíblica, de los diferentes problemas éticos que se plantean en el mundo contemporáneo.

10. Establecer unos valores morales y espirituales sólidos en los que el alumno pueda basar su existencia de forma que llegue a una madurez moral, personal y social que le permita actuar de forma responsable y autónoma.

Además de lo dicho hasta ahora, la enseñanza de Religión evangélica ha de desarrollar prioritariamente en el alumnado una «Conciencia y expresión cristiana» que supera los ámbitos competenciales descritos que comparte con el resto de materias de Bachillerato. Implica la apertura de los jóvenes a lo divino, el aprendizaje de valores propios del cristianismo y la adopción de actitudes y conductas propias de la fe evangélica a la que este currículo da respuesta. Esta finalidad incluye que el alumnado valore, midan, aprecie, interiorice, y comunique, entre otras habilidades, el mensaje y la práctica cristiana. Y este desarrollo no lo hacen al margen de las restantes competencias definidas, sino de manera integrada e íntimamente relacionada con ellas puesto que el desarrollo por el joven de una cosmovisión bíblica, implica que simultáneamente afecta a sus habilidades de comunicación, a su actuación en el entorno, a su expresión cultural o a su competencia social y cívica por citar algunos ejemplos. Dicho de otro modo, se trata de poner al alumnado en el contexto de la enseñanza de Religión evangélica en situaciones en las que tenga que elaborar su opción personal, en conciencia y libremente, desde los presupuestos expresados en los elementos del currículo, conlleva la estimulación de todas las capacidades que se pretenden desarrollar en esta etapa.

Los elementos transversales que se introducirán a lo largo de toda la etapa de Bachillerato en la materia de Religión evangélica comprenden la comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el emprendimiento, la educación cívica y constitucional. La programación docente incluirá la prevención de cualquier forma de violencia, racismo o xenofobia, incluido el estudio del Holocausto judío como hecho histórico; así como otras situaciones de riesgo (explotación y abuso sexual, mala utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación). Se potenciarán aptitudes como la creatividad, la autonomía, la iniciativa, el trabajo en equipo, la cooperación, y el sentido crítico. Y se fomentará el desarrollo de los valores cristianos que fomenten el amor, el respeto, la cooperación, la igualdad, la libertad, la justicia y la paz.

Orientaciones de metodología didáctica

De acuerdo con el concepto vigente de currículo la definición de objetivos, competencias básicas, contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables ha de completarse con la referencia a las orientaciones de metodología didáctica, entendiendo por tal el proceso por el que los anteriores se alcanzan. La propia identidad de la enseñanza de Religión evangélica determina las orientaciones metodológicas necesarias para que docentes y discentes desarrollen el currículo de acuerdo con las decisiones de concreción del mismo adoptadas en las correspondientes programaciones didácticas y secuencia de unidades didácticas. Como parte de todo el currículo cursado por el alumnado de Bachillerato la programación de enseñanza de Religión evangélica debe integrarse en el proyecto educativo de cada centro en que se imparte desde la coherencia con los valores, objetivos y prioridades del mismo que contribuye a enriquecer.

En el desarrollo de este currículo, los docentes de Religión evangélica tienen un especial protagonismo al integrar su capacitación específica en la materia que imparten, su conocimiento y participación en el contexto en que lo hacen, y su identidad personal como cristianos convencidos del mensaje y la labor que desarrollan. En este sentido adquiere una relevancia significativa, dentro de las funciones que comparte con el resto del profesorado de la etapa, la de elaborar la programación didáctica y diseñar y desarrollar las unidades didácticas y las tareas de clase según las características de su entorno educativo y necesidades de sus alumnado.

En el desarrollo en la práctica de estas programaciones el docente ha de tener en cuenta que el alumnado aprende cuando participa en experiencias, sean estas reales, simuladas o ficticias. En este sentido el profesor de Religión evangélica se convierte en un facilitador de experiencias, en las que, además de plantear los contenidos y actitudes que se pretende enseñar, diseña situaciones que ponen en contacto a su alumnado con personajes bíblicos y con situaciones ricas en las que poner en práctica los principios del cristianismo evangélico. Tiene también una función mediadora aportando en el proceso de enseñanza y aprendizaje los recursos y medios necesarios para la interpretación de los hechos, ideas, principios, datos o valores, y se constituye en guía y orientador espiritual, aportando una visión bíblica de los mismos y modelos de aplicación práctica en situaciones cotidianas. Tiene, por último, un valor de modelo puesto que el alumnado tiende a aprender subliminalmente actitudes de las personas de autoridad.

Por ello los profesores de Religión evangélica han de asumir un rol ético propio de actitudes cristianas y una función de guía que aporte al alumnado los recursos, medios y orientación necesarios para que sean capaces de elaborar sus propias interpretaciones y conclusiones personales a partir de las situaciones planteadas.

El alumnado que aprende Religión evangélica ha de ser activo, a quién se proponen múltiples situaciones de búsqueda y participación y de quien se espera que proponga a su vez respuestas diversas para las mismas. Es prioritaria su capacitación, desde edades tempranas, en el conocimiento y el manejo de la Biblia pues ha de remitirse a esta a lo largo de todo su aprendizaje como fuente básica para la comprensión del modo en que Dios se ha acercado y revelado al ser humano. Esta capacitación para la investigación bíblica se complementa con el uso de fuentes extrabíblicas, en ocasiones coincidentes con otras materias que también estudia (literarias, históricas, documentales) como garantía de la complementariedad de la enseñanza de Religión evangélica con el resto del currículo y su aportación a la formación integral del estudiante.

Cualquier estrategia de aprendizaje en esta edad implica tomar en consideración los propios intereses del alumnado y sus características evolutivas, a la hora de plantear distintas situaciones de aprendizaje. Es por eso que a lo largo de la etapa, la enseñanza de Religión evangélica debe tender a facilitar una cada vez mayor autonomía del alumnado y una progresión desde el conocimiento inmediato hacia mayores cotas de abstracción. Se deben potenciar a medida que se avanza en la etapa situaciones con una cada vez mayor dosis de confrontación y ejercicio crítico que le permita afianzar la fe y valores cristianos que adquiere. Lógicamente, todo en un clima de libertad y convivencia, en el que no se pretende tanto que el mensaje sea aceptado, cuanto que sea aprendido. No se pretende imponer externamente virtudes, creencias o modos de comportarse, pero sí esperar que fluyan en el alumnado a partir de convicciones suficientemente profundas.

La enseñanza de Religión evangélica se plantea simultáneamente como un espacio de aprendizaje de la convivencia, tanto en los grupos de edad que se constituyen para impartirla, como en el conjunto del centro y del grupo clase donde se convive con otros compañeros y otras opciones. Para ello el docente planifica tareas dinámicas de aprendizaje con flexibilidad para adaptarse a las diferentes situaciones personales y/o grupales.

De igual modo el docente ha de reflexionar sobre la gestión del tiempo al proponer al alumnado las tareas propias de la materia, a fin de que estas permitan al alumnado trabajar de manera adecuada tanto cuando está aproximándose por primera vez a las propuestas como cuando está revisando su trabajo. El docente de enseñanza de Religión Evangélica debe, en definitiva, gestionar el tiempo y los espacios de trabajo de manera que facilite el trabajo activo y responsable.

Es pertinente plantear la relevancia de los recursos didácticos entre las decisiones metodológicas a adoptar, de manera que, está en la propia identidad de la materia el uso prioritario de la Biblia como recurso básico e imprescindible. No obstante se incluirán en el proceso de enseñanza y aprendizaje otros materiales, impresos, digitales o de otro tipo, que se incorporan como medios para estimular el estudio de la Biblia. El docente de Religión evangélica participa en la producción de estos materiales y en su difusión e intercambio en foros específicos creados en el marco de FEREDE y que tienen la importancia de ser un espacio de crecimiento profesional al facilitar la formación e innovación permanente del profesorado.

En cuanto a estrategias metodológicas propiamente dichas, no se identifica la enseñanza de Religión evangélica con un único método universalmente aplicado, sino que es el docente el que debe adoptar decisiones concretas de cómo trabajar y orientar el trabajo en cada caso para alcanzar los fines previstos, con las máximas cotas posibles de calidad, de acuerdo con el contexto en que se ubica. En cualquier caso, al adoptar estas decisiones metodológicas el docente debe tener en cuenta la importancia de estimular la motivación del alumnado, potenciar su autoestima y su autonomía, desarrollar estrategias de trabajo compartido y potenciar la comunicación con las familias.

Es necesario destacar que la evaluación de Religión evangélica, de acuerdo con el resto de la etapa, será continua, considerando todos los criterios de evaluación previstos y atenderá a las características personales de cada alumno a fin de facilitar la individualización necesaria para garantizar el éxito de todos. Por ello, a la hora de formular pruebas conducentes a una calificación, se ha de cuidar no expresarlas de modo que presupongan que el alumno asume afirmaciones que son declaraciones de fe cristiana, cuando realmente no las asume, ni está obligado a ello.

Se considerarán las diferencias entre los referentes conceptuales y los actitudinales, debido a que en el ámbito de las actitudes y en el marco de esta materia, tal y como ha sido concebida en el contexto del sistema educativo, la respuesta del alumnado es y debe ser voluntaria, sin afectar su decisión a la ponderación de la calificación.

No obstante, los referentes actitudinales pueden y deben ser objeto de evaluación, aunque no se pueden evaluar del mismo modo que el cognitivo o procedimental, en la evaluación de las actitudes han de esperarse respuestas voluntarias, no sistematizadas, sino representativas: indicios de la actitud o actitudes que se pretende que los alumnos aprehendan. Para ello es imprescindible que el docente, en su metodología, cuente con registros adecuados de recogida de información basados en los propios elementos del currículo, y que cuente también con estrategias de autoevaluación por el propio alumnado y de comunicación fluida con las familias. Esta participación del alumnado y las familias facilita que puedan contribuir de manera coherente al desarrollo personal, espiritual y social del alumnado.

La enseñanza de Religión evangélica, también en Bachillerato, contribuye al desarrollo integral del individuo, de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente de ordenación del sistema educativo. En este sentido asume que cualquier aprendizaje, para serlo, ha de ser significativo y permitir la movilización y aplicación en situaciones reales, por complejas que sean, de lo aprendido. La enseñanza de la Religión evangélica persigue, por tanto, que todo el alumnado adquiera conocimientos, desarrollen destrezas y habilidades y manifiesten actitudes propias de ciudadanos responsables y críticos, capaces de conocer la realidad, interpretarla, actuar en ella, resolver situaciones problemáticas desde la base de la fe cristiana.

RELIGIÓN EVANGÉLICA

1.º Bachillerato

Contenidos

Criterios de evaluación

Estándares de aprendizaje evaluables

Bloque 1. Dios y el ser humano. La obra y plan de Dios

Dios: carácter y atributos.

La Trinidad, Dios en relación.

Los pasajes bíblicos de la Creación.

El amor de Dios y su provisión para el ser humano.

El hombre y la mujer creados a imagen de Dios.

El propósito para el ser humano.

Las responsabilidades del ser humano.

La relación entre Dios y el hombre, separación y plan de restauración.

1. Conocer y entender la doctrina de la Trinidad, la naturaleza de Dios y sus atributos.

2. Identificar principios doctrinales básicos, en especial el plan de salvación de Dios, la reconciliación.

3. Analizar la relación entre Dios y el ser humano, su propósito y responsabilidad.

1.1 Reflexiona y dialoga sobre los tres primeros capítulos de Génesis y su importancia teológica y en la historia de la humanidad.

1.2 Identifica las características de Dios reveladas en Génesis, su carácter y atributos, resumiendo y comunicando sus conclusiones.

1.3 Sabe localizar y comprende los pasajes de la Biblia que mencionan la obra de la creación y la presencia de la Trinidad en la misma.

2.1 Explica y reflexiona sobre el relato bíblico sobre Dios creador del universo y del ser humano.

2.2 Escribe un pequeño ensayo que analiza el concepto de la imagen de Dios en el ser humano en los primeros capítulos de Génesis y lo demuestra argumentando y apoyándose en los versículos de dichos pasajes.

2.3 Investiga en el Génesis y otros textos y enumera los atributos y el propósito que Dios dio al hombre para su vida.

2.4 Examina en el relato de la creación el lugar y papel de la familia para el ser humano, y comunica de manera constructiva sus conclusiones.

2.5 Reconoce en los primeros capítulos de Génesis la provisión de Dios a través de Jesús, señalando los pasajes más relevantes que lo indican.

3.1 Entiende y explica con claridad, tanto en el lenguaje oral como en el escrito, el interés de Dios por la persona humana, respaldando sus argumentos especialmente con versículos de los capítulos de Génesis del 1 al 3.

3.2 Busca, obtiene y presenta información sobre la naturaleza del pecado, sus consecuencias y la separación de Dios y del hombre.

3.3 Comprende el propósito divino de redimir al ser humano a través de Jesús, analizando las implicaciones personales derivadas.

3.4 Organiza una investigación y analiza el comienzo del plan de salvación de Dios y su mensaje de reconciliación.

 

 

 

Bloque 2. Biblia, cultura y pensamiento. La Biblia, mensaje de Dios al ser humano

La Palabra de Dios como mensaje al ser humano de todas las culturas.

La inspiración y contexto histórico de la Biblia.

Diferencias entre el texto original y las copias del mismo.

Establecimiento del canon.

Diferentes traducciones de la Biblia en las lenguas originales.

Cuestiones contextuales que requieren más atención: históricas, culturales, literarias o teológicas.

1. Analizar la importancia de la Biblia como palabra de Dios revelada e inspirada, valorando su autoridad como norma de fe y conducta.

2. Comprender la importancia de la traducción de la Biblia de las lenguas originales a las lenguas de todo el mundo.

3. Explicar los procesos por los que la Biblia ha llegado hasta nosotros: canon, historia e historicidad de la Biblia.

4. Comprender la importancia de la exégesis y hermenéutica como las herramientas fundamentales para el descubrimiento del mensaje del autor y la relevancia del texto bíblico para hoy.

1.1 Utiliza recursos tecnológicos e investiga la Biblia como libro histórico y como mensaje universal de Dios al ser humano.

1.2 Analiza y valora por escrito la revelación de Dios a la humanidad primeramente a través del pueblo de Israel y después a través de la iglesia a todas las culturas.

1.3 Investiga y analiza los conceptos de revelación e inspiración de las Escrituras.

1.4 Investiga y explica las consecuencias de reconocer la autoridad de la Biblia en fe y conducta en la vida cristiana.

2.1 Describe la relación que se establece entre el autor, el texto y el lector en la lectura de la Biblia.

2.2 Identifica las lenguas utilizadas en los distintos libros de la Biblia, relacionando los textos originales en griego, hebreo y arameo con los manuscritos y fragmentos bíblicos más importantes conservados en la actualidad.

2.3 Investiga y diferencia entre el manuscrito original y copias, y examina si los errores de escribas en las copias del original afectan a lo que escribió el autor, en inspiración, o autoridad.

3.1 Comprende y explica los acontecimientos históricos más importantes que llevaron al establecimiento del actual canon bíblico.

3.2 Utiliza diferentes fuentes de información, apoyándose en las TIC para ilustrar el proceso de transmisión del texto bíblico.

3.3 Examina y explica cuadros esquemáticos con las evidencias externas e internas de los documentos históricos y manuscritos bíblicos.

3.4 Distingue principios de traducción de la Biblia comparando distintas versiones de un mismo texto.

3.5 Enumera las principales traducciones y revisiones de la Biblia realizadas desde los idiomas originales a las lenguas oficiales de España.

4.1 Analiza y explica las cuestiones históricas, culturales, literarias o teológicas que pueden afectar nuestro entendimiento acerca de la intención comunicativa del autor.

4.2 Identifica y analiza cuestiones contextuales (históricas, culturales, literarias o teológicas) que presentan dificultades para su comprensión.

4.3 Observa, estudia y debate pasajes bíblicos, en los que una cuestión cultural no se traslada fácilmente a nuestro entorno y cultura.

Bloque 3. Jesucristo, el Espíritu Santo y la Iglesia. Jesús, personaje central de la Biblia

Las profecías sobre Jesucristo en el Antiguo Testamento.

Jesucristo, personaje central de la Biblia y de la Historia de la salvación.

Jesús en las fuentes históricas no cristianas.

El amor de Dios a la humanidad y la Encarnación.

La obra redentora de Cristo.

La resurrección de Jesús y los orígenes del cristianismo primitivo.

Jesús y la Iglesia. Jesucristo volverá.

El cristiano y su nueva naturaleza. La amistad y dirección de Dios.

La venida del Espíritu Santo, su divinidad y acción en el creyente.

1. Describir y conocer a la persona de Jesús en un desarrollo bíblico, teológico e histórico.

2. Localizar fuentes primarias (históricas) y secundarias (historiográficas), extraer información relevante en cuanto a la personalidad histórica de Jesucristo y valorar críticamente su fiabilidad.

3. Obtener y seleccionar información sobre el efecto de la obra de Jesús en la comunidad de creyentes.

1.1 Identifica los textos mesiánicos en los libros proféticos del Antiguo Testamento, y examina el cumplimiento de las profecías en la persona y ministerio de Jesús.

1.2 Explica y contrasta por escrito, las dos naturalezas de la persona de Jesús (Dios y hombre).

1.3 Identifica en el Nuevo Testamento y sintetiza la evidencia bíblica de los atributos de la deidad de Jesús y del Espíritu Santo.

1.4 Analiza la importancia del concepto bíblico de la encarnación e investiga y comunica sus conclusiones sobre la plena humanidad de Cristo.

1.5 Recopila información sobre la doctrina trinitaria y analiza la función de Jesucristo como segunda persona de la Trinidad.

1.6 Comprende y es capaz de explicar por escrito el concepto de redención y sacrificio (desde el Antiguo Testamento hasta los Evangelios), presente en la obra de Jesús como sumo sacerdote y cordero de Dios.

2.1 Distingue el carácter de las fuentes históricas y busca información de interés (en libros o Internet) sobre las evidencias intrínsecas y extrínsecas de la persona de Jesucristo, y elabora una breve exposición.

2.2 Usa recursos tecnológicos para investigar y describir lo que los escritores no cristianos contemporáneos al cristianismo antiguo dijeron acerca de Jesús.

2.3 Identifica en el libro de los Hechos de los Apóstoles las predicaciones de los apóstoles, y analiza por escrito la importancia de la resurrección de Jesús en la tradición apostólica.

2.4 Reflexiona y aprecia la importancia de la resurrección de Cristo y es capaz de enumerar las evidencias históricas más importantes de la misma.

2.5 Analiza la importancia de la ascensión de Jesús y Pentecostés para entender su relación con la Iglesia y la vida cristiana.

3.1 Usa recursos tecnológicos para obtener información sobre el origen de la iglesia en Jesús, resumiendo sus conclusiones.

3.2 Comprende y explica con claridad el concepto de «nuevo hombre» para definir al cristiano, justificando y razonando su significado según el texto bíblico.

3.3 Diferencia y compara los conceptos de justificación y santificación del creyente, explicando el proceso de crecimiento en la madurez cristiana.

3.4 Analiza la importancia de la acción renovadora y guía del Espíritu Santo en cada creyente y nuestra actitud ante ella.

Bloque 4. La Biblia y su interpretación. Exégesis e interpretación de textos bíblicos

La importancia de la exégesis y la hermenéutica para analizar e interpretar el texto bíblico.

La guía de Dios al cristiano a través de la lectura de la Biblia.

El texto original y las diferencias de estilo con las traducciones

Estudio del fondo histórico, literario y cultural.

Géneros literarios en la Biblia y el contexto.

Análisis de vocabulario, parábolas y alegorías, metáforas y símiles.

La hermenéutica y su relación con la bibliología.

Recursos bibliográficos para la lectura bíblica comprensiva.

El mensaje de la Biblia y las culturas del mundo.

1. Leer la Biblia y reflexionar sobre ella observando el texto bíblico como revelación de Dios al ser humano y como un legado fundamental de literatura universal.

2. Conocer las normas básicas de interpretación bíblica y desarrollar habilidades que le proporcionen herramientas sólidas para el manejo e interpretación de los textos bíblicos.

3. Reconocer las herramientas teóricas disponibles para la buena exégesis hermenéutica del texto bíblico.

4. Reconocer y relacionar el mensaje de la revelación de la Biblia con el pasaje estudiado y la presencia de Jesús en el cumplimiento de profecías y mensaje de Dios a la humanidad.

5. Comprender la importancia de extraer principios bíblicos y examinar elementos de nuestra cultura y vida a la luz del evangelio.

1.1 Reflexiona acerca de la importancia del estudio riguroso y objetivo del texto bíblico, y se inicia en la utilización de las normas básicas de interpretación bíblica comprendiendo la importancia de la exégesis, los principios de hermenéutica y estudio formal del texto bíblico.

1.2 Estudia los conceptos de la Reforma relacionados con la importancia de la lectura de la Biblia y su autoridad, el libre examen de las escrituras y el peligro de la libre interpretación.

1.3 Reconoce la importancia en la hermenéutica de la relación entre el libro, el texto bíblico y el lector del texto bíblico.

1.4 Identifica la importancia de la intención comunicativa del autor y de la guía del Espíritu Santo al estudiar el texto bíblico.

1.5 Comprende la importancia de la intención comunicativa del autor por encima de nuestras interpretaciones u opiniones personales y el peligro de la búsqueda de textos para justificar ideas propias.

1.6 Diferencia entre el manuscrito original y su inspiración y reflexiona sobre la cuestión de las copias que contienen discrepancias.

2.1 Entiende la importancia de las lenguas originales (hebreo, griego y arameo) para comprender el texto bíblico.

2.2 Estudia y examina el texto bíblico teniendo en cuenta los elementos formales de contexto, género literario y lenguaje.

3.1 Conoce los géneros de la Biblia y su influencia sobre la interpretación del texto y es capaz de relacionar cada género con al menos tres libros de la Biblia.

3.2 Examina la importancia semántica de la presencia del uso de parábolas, alegorías, metáforas, en el texto bíblico.

3.3 Analiza la comprensión del texto, el sentido literal, usual y el figurado.

4.1 Busca y selecciona secciones de la Biblia, de las cuales surgen cuestiones históricas, culturales, literarias o teológicas y analiza cómo pueden afectar a nuestro entendimiento acerca de la intención comunicativa del autor.

4.2 Observa, estudia, y debate en clase sobre los pasajes en los que una cuestión cultural no se traslada fácilmente a nuestra cultura.

4.3 Identifica varios pasajes en los que una cuestión cultural o literaria no afecta a su significado o relevancia hoy en día.

4.4 Identifica cómo los temas principales de la historia de la salvación se relacionan con la interpretación bíblica.

4.5 Identifica a Jesús como clave interpretativa de diversos pasajes bíblicos, justificando de manera razonada sus respuestas.

5.1 Analiza y reflexiona sobre aspectos de su cultura y vida a luz con el mensaje bíblico.

Bloque 5. Ética cristiana. Ética cristiana I

Responsabilidad ética del ser humano.

Los reinos de la Ética versus el Reino de Dios.

Bases y principios bíblicos de la ética cristiana:

Los diez mandamientos.

Las leyes éticas del Antiguo Testamento.

Proverbios y Libros Sapienciales.

Los profetas y la justicia social.

Sermón del Monte: Las Bienaventuranzas y la No-Violencia.

Hechos de los Apóstoles y las Epístolas.

1. Analizar la responsabilidad ética del ser humano.

2. Conocer las bases y los principios bíblicos de la ética cristiana.

3. Analizar el amor ágape, como principio fundante del Reino de Dios.

4. Identificar valores morales y espirituales para actuar de forma responsable y autónoma.

1.1 Explica y razona sobre los diferentes puntos de partida de las diferentes éticas y del Reino de Dios.

1.2 Indaga en qué sentido cabe hablar de «ética cristiana».

1.3 Identifica la diferencia esencial entre la auto-forja del carácter (ética), y la acción de Dios en la creación y desarrollo del nuevo hombre en/por Cristo.

1.4 Investiga el principio bíblico de responsabilidad y lo aplica a situaciones cotidianas en la relación del individuo (con Dios, familia, vida, sexualidad, bienes y verdad).

1.5 Describe el principio de responsabilidad para con uno mismo relacionándolo con el principio de la integridad.

1.6 Identifica y explica el principio de responsabilidad para con el prójimo, en especial los últimos: justicia económica, justicia social.

1.7 Identifica el principio de responsabilidad con el pueblo de Dios y todos los semejantes.

2.1 Analiza los Mandamientos a partir del principio de responsabilidad (para con Dios, familia, vida, sexualidad, bienes y verdad).

2.2 Identifica la esencia del Evangelio como regalo de Dios en Jesucristo a todo ser humano.

2.3 Describe el carácter de Cristo y del cristiano a partir de las bienaventuranzas.

2.4 Describe enseñanzas bíblicas concretas alrededor del principio de integridad referidas al trabajo, la verdad, la honestidad y la vida familiar.

2.5 Reflexiona y comparte cómo podrían tener aplicación práctica en nuestra sociedad las reivindicaciones de los profetas en los aspectos de la justicia económica y social.

3.1 Reconoce los principios del rechazo de la violencia y del amor activo.

3.2 Explica las distintas acepciones del concepto «amor» en el griego del Nuevo Testamento (ágape, fileo, eros).

3.3 Describe los rasgos peculiares del amor ágape cristiano.

3.4 Señala cinco manifestaciones del amor ágape de Dios para con los seres humanos.

4.1 Indaga razonadamente las posibilidades del perdón en conflictos personales.

4.2 Relaciona el principio de responsabilidad en el ámbito de una iglesia local.

4.3 Describe acciones concretas en las que los cristianos y las comunidades pueden poner en práctica principios bíblicos en favor de los más desfavorecidos en sus ciudades y alrededor del mundo.

4.4 Explica el concepto de discipulado cristiano en términos de seguimiento cotidiano de Jesús.

4.5 Analiza la relación e importancia que tienen la fe, el amor y las obras, en la vida cotidiana del cristiano.

4.6 Describe varios ejemplos de comportamiento moral cristiano en la vida laboral, social y política propio de los discípulos de Jesús, a la luz de su ejemplo.

2.º Bachillerato

Contenidos

Criterios de evaluación

Estándares de aprendizaje evaluables

Bloque 1. Dios y el ser humano. Dios se revela a la humanidad

Interés de Dios por el ser humano desde el momento de la creación.

La elección de Abraham y su descendencia.

Israel, el origen del pueblo de Dios.

Los pactos de Dios en el Antiguo Testamento y su significado en la historia de la salvación.

Jesús y el nuevo pacto. La Iglesia.

1. Analizar los pactos de Dios en el Antiguo Testamento interpretando su significado en la historia de la salvación.

2. Identificar y localizar en el tiempo y en la geografía del mundo antiguo los procesos y acontecimientos históricos más relevantes de la historia del pueblo de Israel para adquirir una perspectiva global de su desarrollo.

3. Conocer las etapas más importantes del pueblo de Israel en el contexto del mundo bíblico según se enseña en el Antiguo Testamento.

4. Conocer el papel del pueblo de Israel desde su origen, según se enseña en el Antiguo Testamento, hasta la época de Jesús.

5. Ordenar temporalmente hechos históricos y otros hechos relevantes de la historia de Israel relacionándolos con la historia de la salvación.

6. Comprender la trascendencia de Jesús y el nuevo pacto a la luz del Nuevo Testamento y la Iglesia en el Antiguo Testamento.

1.1 Investiga y explica el pacto de Dios con Adán y la promesa de un redentor.

1.2 Describe las implicaciones del pacto de Dios con Noé sobre la preservación del ser humano.

1.3 Analiza la trascendencia de la figura de Abraham como trasmisor de la bendición de Dios a todas las naciones de la tierra.

2.1 Analiza y compara las distintas culturas presentes en el mundo antiguo, para situar el surgimiento de Israel en su contexto histórico.

2.2 Sitúa en una línea del tiempo las etapas históricas más importantes de la historia de Israel, desde sus orígenes hasta el nacimiento de Cristo y describe las características diferenciales de cada etapa.

3.1 Explica aspectos relacionados con la forma de vida y organización social de Israel en las distintas épocas estudiadas.

3.2 Comprende y explica las consecuencias de la elección de Abraham y su descendencia.

3.3 Investiga usando recursos tecnológicos la vida de Jacob, detallando el proceso de formación de las doce tribus de Israel.

3.4 Describe en orden cronológico los principales hechos de la historia de la familia de Jacob, que desembocan en el éxodo de Egipto.

3.5 Planifica una investigación y explica el proceso legislativo, histórico, tipológico del Pentateuco y los cuarenta años de Israel en el desierto.

4.1 Examina en el Antiguo Testamento la elección de Israel como pueblo elegido y presenta sus conclusiones.

5.1 Interpreta mapas y otros documentos que explican la conquista y división de la tierra prometida.

5.2 Analiza el periodo de los jueces, situando en una línea del tiempo los personajes más destacados.

5.3 Usa diferentes técnicas para localizar en el tiempo y en el espacio la vida de los profetas del Antiguo Testamento, investigando la duración, la simultaneidad y las relaciones entre sus vidas, los acontecimientos históricos y el mensaje de los profetas.

5.4 Realiza un seguimiento de la descendencia de David e interpreta su significado eterno.

6.1 Investiga y explica la importancia bíblica y teológica del nuevo pacto en Jesús y el significado de la Santa Cena en la iglesia como símbolo del nuevo pacto.

Bloque 2. La Biblia, cultura y pensamiento. Pensamiento cristiano y cultura contemporánea

La Biblia y la influencia de la ética y valores judeo-cristianos en el mundo.

El legado cultural del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Relación del cristianismo protestante con la filosofía, pensamiento, política y cultura del siglo XX y XXI.

El cristianismo y el arte.

Tendencias filosóficas contemporáneas. Cristianismo y secularización.

1. Estudiar los principios y valores que surgen del Antiguo y del Nuevo Testamento, contrastándolos con filosofías, ideologías, religiones y sistemas de valores actuales.

2. Comprender la importancia de valores cristianos y su relación con el mundo de las artes, cultura y pensamiento.

1.1 Estudia y resume la influencia de la Biblia y la cultura judeocristiana, su difusión a lo largo de la historia a través del Imperio Romano, la diáspora, la iglesia medieval y la Reforma.

1.2 Realiza un análisis comparativo de los valores del Evangelio con diferentes posiciones ideológicas y filosóficas.

2.1 Analiza el concepto de belleza y arte y su relación con los atributos de Dios y nuestra capacidad creadora en expresiones artísticas.

2.2 Describe puntos esenciales para una convivencia con otras religiones (Islam, Budismo, Hinduismo, y otras confesiones cristianas).

2.3 Analiza y explica las principales corrientes de pensamiento contemporáneas y los efectos de la secularización en Europa.

Bloque 3. Jesucristo y la Iglesia. Historia de la Iglesia desde el siglo XVI hasta la actualidad

Unidad y diversidad de las Iglesias derivadas de la Reforma.

Principios comunes y principales denominaciones.

Extensión del protestantismo en Europa y en el mundo.

El protestantismo y la sociedad secular.

Protestantismo en España desde el siglo XIX a la actualidad.

Evolución histórica de la presencia evangélica en España.

1. Valorar la importancia de la Reforma y sus múltiples repercusiones en la Iglesia y la sociedad.

2. Identificar y localizar en el tiempo y el espacio los procesos y acontecimientos históricos más relevantes de la reforma protestante.

3. Explicar el árbol denominacional protestante y las diferencias más importantes entre las distintas iglesias en la actualidad a la luz de la Biblia.

4. Analizar la historia de las iglesias evangélicas en España hasta la actualidad.

1.1 Investiga y analiza los principios de la Reforma: sola gratia, sola fe, sola scriptura, solo Christo, soli Deo gloria.

1.2 Explica el concepto de revelación relacionándolo con la autoridad de la Biblia.

1.3 Analiza y explica los principios protestantes relativos al concepto de iglesia y de autoridad.

2.1 Distingue, sintetiza y compara las características de los principales movimientos reformistas.

2.2 Define las repercusiones religiosas, culturales, políticas, económicas y sociales de la Reforma Protestante.

2.3 Investiga sobre la actividad de la Inquisición desde el siglo XVI hasta el XIX en España y sus consecuencias sobre el movimiento protestante.

3.1 Analiza y contrasta las principales familias del árbol denominacional de las iglesias protestantes derivadas de la Reforma y estudia las bases fundamentales de sus doctrinas.

3.2 Sitúa en una línea del tiempo los hechos principales del devenir histórico de las iglesias evangélicas hasta la actualidad.

4.1 Explica la segunda Reforma en España en el siglo XIX.

4.2 Investiga y describe en orden cronológico el surgimiento de las iglesias cristianas evangélicas en España.

4.3 Investiga, utilizando diversas fuentes, la situación de las iglesias evangélicas durante el franquismo.

4.4 Investiga y debate sobre la situación de las iglesias evangélicas en España desde la democracia, observando los cambios legislativos y sus consecuencias y la interlocución de las iglesias con el Estado.

4.5 Analiza la presencia y diversidad de las iglesias evangélicas en medio de la sociedad española en la actualidad.

Bloque 4. La Biblia y su interpretación. Exégesis en el estudio bíblico

La importancia de aprender a estudiar la Biblia.

El proceso de exégesis para preparar el estudio bíblico.

Repaso de normas básicas de interpretación bíblica, exégesis y hermenéutica.

Aplicación para la vida personal de las enseñanzas de las escrituras.

Recursos y materiales para el estudio bíblico.

La lectura y reflexión del estudio bíblico colectivo.

1. Repasar y poner en práctica las normas básicas de interpretación bíblica, exégesis y hermenéutica, aplicándolos a la lectura personal y grupal reflexionando sin prejuicios y con rigor.

2. Aprender a observar y analizar el texto bíblico examinando el lenguaje y relacionándolo con las ideas principales del libro, observando el texto bíblico como revelación de Dios al ser humano y como un legado fundamental de literatura universal que puede ser estudiado por cualquier persona.

3. Contrastar las conclusiones sobre el sentido contextual con los mejores recursos para el estudio bíblico.

4. Conocer las principales técnicas sobre cómo llevar un estudio bíblico personal y de grupo.

1.1 Muestra iniciativa e interés por tener un hábito de lectura e investigación autónoma.

1.2 Realiza una lectura panorámica del texto bíblico leyendo repetidamente un libro entero de la Biblia para entender el mensaje completo del mismo.

1.3 Investiga y selecciona información, tanto en internet como en diferentes recursos bibliográficos, para aprender a llevar a cabo una lectura bíblica comprensiva.

1.4 Identifica y relaciona la sección del pasaje a estudiar con los grandes argumentos del libro.

1.5 Sitúa el contenido de la sección del estudio dentro del contexto histórico teniendo en cuenta cuestiones culturales, literarias o teológicas que pueden afectar al entendimiento acerca de las intenciones del autor original.

1.6 Identifica el contenido de una sección del libro a partir de la cual surgen cuestiones contextuales que afectan a las conclusiones del estudio bíblico.

2.1 Identifica, analiza y resume el significado semántico probable de las palabras clave en un determinado pasaje examinando por medio de los léxicos y diccionarios del idioma bíblico correspondiente dichos términos para hallar su significado.

2.2 Reconoce las palabras claves en el pasaje que tienen un sentido teológico especial y son poco frecuentes, o que aparecen repetidamente, con el fin de analizar su valor y relevancia en el texto.

2.3 Identifica la idea teológica del pasaje que es más aplicable/trascendental para las personas de todos los tiempos.

2.4 Contrasta sus conclusiones en la interpretación bíblica, con las conclusiones de otros cristianos con experiencia dentro de la comunidad cristiana.

2.5 Maneja herramientas como léxicos, diccionarios y comentarios bíblicos para comprobar y contrastar las conclusiones.

3.1 Reconoce y valora los recursos, sean libros o digitales, rigurosos a la hora de descubrir la intención comunicativa original del autor y del Espíritu Santo.

3.2 Conoce y respeta las interpretaciones de la comunidad de la fe cristiana a lo largo de los siglos.

4.1 Comprende el valor del estudio individual y en grupo de la Palabra, y es capaz de realizar una exégesis adecuada e interaccionar con el grupo del estudio bíblico.

Bloque 5. Ética cristiana. Aspectos prácticos de la Ética Cristiana

Democracia y derechos humanos.

Ética de la vida. La dignidad humana.

Igualdad, complementariedad, hombre-mujer.

Bioética: problemas éticos al principio y final de la vida.

Sexualidad, anticoncepción y aborto. Técnicas de fecundación.

Cuidados paliativos y eutanasia.

Xenofobia, racismo.

Ética social. Ecología: cuidado de la Creación. Ética del trabajo y la economía. Paz y violencia.

Otros retos contemporáneos y ética cristiana.

1. Realizar el análisis de la Declaración de los Derechos Humanos y ser capaz de relacionarlos con pasajes o principios bíblicos.

2. Entender y valorar los principales conflictos sociales (violencia, guerras, desempleo, marginación, tecnodependencia, toxicomanías) y sus consecuencias individuales, familiares y sociales relacionándolos con los principios de la ética social cristiana.

3. Aproximarse a la complejidad de los conflictos morales bioéticos desde la afirmación del valor inviolable de la vida humana.

4. Distinguir los principales valores éticos en los que se fundamentan las éticas formales, estableciendo su relación con la ética cristiana y señalando la importancia que esta le atribuye la vida de la persona como valor ético fundamental.

1.1 Analiza el texto de la declaración de los Derechos Humanos y su correspondencia con pasajes o principios bíblicos.

1.2 Explica la relación que existe entre los conceptos de ética, ética cristiana, política y justicia, analizando y definiendo estos términos, y el vínculo existente entre ellos, en el pensamiento cristiano.

1.3 Investiga y reflexiona a la luz de la Biblia la actuación democrática, la rendición de cuentas y el ejercicio del poder.

1.4 Investiga y explica la óptica bíblica de los distintos conflictos en la sociedad (violencia, guerras, desempleo, racismo, marginación, inmigración, toxicomanías, etc.).

2.1 Identifica maneras prácticas de ofrecer un testimonio claro de la ética cristiana de forma respetuosa con el pluralismo social existente.

2.2 Reflexiona sobre diferencias concretas entre la ética cívica mínima y la ética cristiana de máximos.

2.3 Describe puntos de acuerdo de coincidencia entre la ética cristiana y la ética mayoritaria de la ciudadanía y las implicaciones prácticas derivadas de ellas.

2.4 Justifica en la enseñanza bíblica la igual e inviolable dignidad de todos los seres humanos.

2.5 Indaga los supuestos fundamentos de las ideologías racistas y xenófobas para analizarlas críticamente a la luz de la Biblia y describe modos cotidianos de discriminación y menosprecio de personas por razones de sexo, nacionalidad, nivel económico, etc.

3.1 Analiza el sentido positivo que la Biblia otorga a la sexualidad y a la familia y reflexiona sobre la planificación familiar y los métodos anticonceptivos.

3.2 Identifica los argumentos a favor del aborto y elabora una razonada contrapropuesta desde la enseñanza bíblica.

3.3 Analiza la importancia que tiene la dimensión moral de la ciencia y la tecnología, así como la importancia de establecer límites éticos y jurídicos con el fin de orientar su actividad conforme a los valores bíblicos.

3.4 Explica y diferencia los cuidados paliativos de los diversos modos de eutanasia.

4.1 Identifica principios bíblicos que inspiran el respeto y cuidado por la Creación y realiza un decálogo de acciones prácticas y cotidianas a favor del cuidado de la naturaleza.

4.2 Describe la enseñanza bíblica de la dignidad del trabajo y analiza críticamente la actitud del «pícaro» en el ámbito del trabajo y la economía.

4.4 Analiza críticamente las diversas posibilidades de intervención política de personas y partidos cristianos y enumera los principios morales cristianos que debieran inspirar la acción política.

4.5 Indaga las biografías de cristianos relevantes en la lucha pacífica a favor de la justicia: W. Wilberforce, Martin Luther King e indaga sobre los movimientos cristianos a favor de la paz y reconciliación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *