Noticias jurídicas

Cuatro años y medio de prisión por llevarse un camión que había rozado su coche y atentar contra la Policía

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

La sección primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha ratificado una condena de cuatro años y seis meses de prisión para un individuo que se llevó el camión que había rozado su coche, tras amenazar con un cuchillo al camionero y después atentó contra los policías que le dieron el alto.

Según recoge la sentencia, los hechos por los que fue condenado Ramón D.R., toxicómano de larga evolución y en tratamiento con metadona en aquella fecha, ocurrieron el 25 de noviembre del año 2004, cuando, sobre las 15.20 horas, el conductor de un camión que realizaba tareas de reparto en Santoña rozó el turismo del acusado que se encontraba estacionado.

Cuando el camionero se bajó del vehículo para comprobar si había ocasionado desperfectos, se le acercó el procesado, comenzando ambos a discutir. Cuando el conductor del camión dijo que se iba, el acusado comenzó a agredirle, y sacó un cuchillo de unos siete u ocho centímetros de hoja, al tiempo que le decía que tenía una pistola con la que le "iba a pegar tres tiros", por lo que el agredido comenzó a gritar pidiendo ayuda.

Ante esta actitud, el agresor dijo a la víctima que se acercase o de lo contrario, le rajaría las ruedas o se marchaba con el camión, cosa que hizo, circulando hasta una calle en la que se detuvo en un paso de peatones. Cuando retornaba al vehículo para reanudar la marcha, un agente de la Policía Local que había sido avisado le dio el alto, a lo que el encausado contestó con frases peyorativas y, haciendo caso omiso, arrancó.

Así circuló con el camión por dos calles más hasta que se detuvo en el cruce en el que se había iniciado el incidente. Acto seguido se bajó del vehículo y se dirigió en tono violento al camionero, que le estaba esperando, por lo que el policía, que le había seguido en su moto, se interpuso entre ambos, sin lograr calmar al procesado, por lo que el camionero se alejó corriendo.

En ese momento, el agresor acometió al agente al que dijo que iba "a matar" y a "rajar de arriba abajo" al tiempo que le insultaba, por lo que el policía esgrimió su defensa reglamentaria observando cómo se acercaban familiares del encausado, momento en que éste aprovechó para intentar arrebatarle la defensa, iniciándose un forcejeo entre ambos que concluyó cuando intercedió un hermano del procesado, que a pesar de todo, continuó con su actitud agresiva hasta que se personaron refuerzos de la Policía Local y la Guardia Civil.

Cuando un cabo municipal preguntó qué sucedía, el procesado reaccionó de modo violento dándole un manotazo en la gorra del uniforme y finalmente, y tras varias negativas a entregar las llaves del camión, accedió a ello y se introdujo en el coche de la Guardia Civil, en el que fue conducido hasta dependencias policiales. A consecuencia de estos hechos, el conductor del camión resultó con varios cortes en el cuello por los que no reclamó.

El juzgado de lo Penal número uno de Santander condenó al acusado a tres años, seis meses y un día de prisión por un delito de robo de uso con violencia e intimidación; a otro año por un delito de atentado y al pago de una multa de 120 euros por una falta de lesiones, condena que recurrió, y cuyo recurso ha sido ahora desestimado por la Audiencia Provincial que le ha impuesto además el pago de las costas de la alzada.



Síguenos en las redes sociales

Feed RSS Google+